El Aeropuerto de Barcelona-El Prat retoma la operativa de pasajeros de cruceros


El Aeropuerto de Barcelona-El Prat pone en marcha este fin de semana la operativa de facturación para pasajeros de cruceros, que se alargará hasta el 27 de noviembre. Se trata de un procedimiento específico para aquellos viajeros que cogen un vuelo tras llegar en crucero a Barcelona.

Hay establecidas dos operativas específicas para los usuarios de crucero. Por un lado, están los pasajeros que llegan a Barcelona en barco y que después viajan en avión con las compañías Air France, British Airways, KLM y Lufthansa. Este grupo cuenta con mostradores de facturación propios en el vestíbulo Intermodal de la T1 para que puedan facturar las maletas y recoger la tarjeta de embarque en caso de que sea necesario.

La novedad en este procedimiento es la habilitación de los filtros de seguridad del área de vuelos regionales –dique sur– y puente aéreo –dique norte– para los pasajeros que, tras facturar en la Intermodal, acceden a la zona de embarque.
Por otra parte, está el procedimiento de la aerolínea Delta Airlines destinada a los pasajeros que llegan en crucero y posteriormente vuelan con esta compañía desde el Aeropuerto de Barcelona-El Prat. En este caso, los usuarios realizan en el puerto la facturación del equipaje.
En cuanto a los pasajeros que llegan a Barcelona en avión y posteriormente toman un barco, éstos son dirigidos a las dársenas de autobuses de la T1, desde donde les trasladarán al puerto. En este ámbito, la compañía Intercruises gestiona la operativa de los cruceros Royal Caribbean, Celebrity Cruises y Happag Lloyd mientras BC Tours se encarga de Norwegian y Carnival.


Asistencia a personas con movilidad reducida
La operativa destinada a pasajeros de cruceros, incluye también la asistencia a Personas con Movilidad Reducida (PMR). En el vestíbulo Intermodal hay un mostrador con personal para atender permanentemente las demandas de los usuarios.
El servicio de atención a PMRs consiste en el acompañamiento del pasajero durante el proceso de facturación y en los controles de seguridad, hasta su asiento en el avión. A su llegada al destino, se le ayuda a desembarcar y recoger su equipaje hasta el punto acordado.



Share on Google Plus