SEPLA dice que Spanair ha fracasado por "mala gestión empresarial"

El Sindicato Español de Líneas Aérea (SEPLA) ha analizado esta tarde en rueda de prensa la situación de las aerolíneas españolas tras el cese ayer de las operaciones de Spanair.


Los portavoces del SEPLA han lamentado la situación en la que quedan los 2.400 trabajadores que forman la plantilla, que estos últimos años han realizado “desmesurados esfuerzos para facilitar la viabilidad de la compañía”, según indica SEPLA en un comunicado de prensa.

El presidente de SEPLA, Javier Martínez de Velasco, destacó la profesionalidad de toda la plantilla tras dos EREs y un accidente aéreo. Además, ha subrayado que “han cedido gran parte de sus condiciones laborales para que finalmente sea el ‘erario público’ el que se haga cargo de su situación”.

El director de la Federación Internacional de Asociaciones de Pilotos de Líneas Aéreas (Ifalpa) en España y portavoz de relaciones institucionales del sindicato, Juan Carlos Lozano, culpó a la “deficiente gestión empresarial” como la causa directa del hundimiento de Spanair. Pero también resaltó que habría que añadir la “competencia desleal permitida y promovida por las administraciones públicas, que han regalado dinero a determinadas compañías en detrimento de otras aerolíneas españolas”. Conviene recordar que Spanair ha sobrevivido gracias a que la Generalitat de Catalunya ha invertido 140 millones en la compañía.

José María Íscar, secretario del SEPLA, ha apuntado que Fomento ha estado durante años promoviendo “infraestructuras sin contenido”, es decir, invirtiendo millones a espuertas en aeropuertos “sin aviones y sin mercado, en vez de preocuparse por asentar un mercado estable de aerolíneas en igualdad de condiciones”.

SEPLA se muestra optimista respecto al futuro de la industria aérea española, siempre y cuando se cambie el modelo actual. “Es evidente que el sector aéreo español está en crisis”, ha lamentado Íscar, que ha hecho un breve repaso de la crisis que sufren otras compañías aéreas españolas, como Iberia, Air Europa, Air Nostrum o Binter Canarias, que están inmersas en procesos de externalización de la producción, EREs y pérdidas de puestos de trabajo. “Estamos comprometidos con el futuro de nuestras empesas pero necesitamos que nuestros empresarios gestionen bien y que la Administración actúe”, ha subrayado Íscar.
Share on Google Plus