El Aeropuerto de Barcelona-El Prat realiza un simulacro general de emergencia

El Aeropuerto de Barcelona-El Prat, siguiendo el programa establecido en el Plan de Emergencias Aeronáuticas, ha realizado hoy un simulacro denominado “Orión 2011”. El ejercicio ha tenido como objetivo la
comprobación de los procedimientos de actuación y coordinación de los colectivos implicados y el grado de adecuación de las vías de comunicación y tratamiento de la información que se genera en torno a una situación de riesgo.
El Plan de Emergencias Aeronáuticas se elabora con el propósito de minimizar las consecuencias que se puedan dar en caso de accidente aéreo. Su objetivo se centra en dos apartados: la protección de las personas y bienes que puedan verse afectados y, por otra parte, la continuidad o restablecimiento de la operatividad aeroportuaria.

Con este ejercicio el Aeropuerto de Barcelona-El Prat cumple con la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) respecto a la planificación de las emergencias en los aeropuertos, según la cual se deben realizar cada dos años simulacros generales de accidentes de aviones de pasajeros en sus instalaciones.

El simulacro ha contado con la colaboración de la Delegación del Gobierno en Cataluña y se ha realizado conjuntamente con la Dirección General de Protección Civil del Departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya, que coordina la participación de los servicios de emergencias externos como pueden ser Bomberos de la Generalitat, Mossos d’Esquadra, Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y Policía Local.
Durante el simulacro se ha situado un equipo de observadores de todos los estamentos participantes en los puntos más estratégicos para que evalúen el ejercicio y determinen si se han cumplido los objetivos marcados inicialmente.

OPERACIÓN “ORIÓN 2011”
La operación “Orión 2011” ha simulado la colisión entre un vehículo del aeropuerto con un único ocupante y una jardinera (autobús que traslada a los pasajeros desde su aeronave, estacionada en remoto) con 24 pasajeros y el conductor. El choque se produce debido a que la presencia de niebla provoca baja visibilidad en el área de movimiento. Al mismo tiempo, un reactor de aviación corporativa Gulfstream G-200 con dos pasajeros y dos tripulantes circula, tras abandonar la pista, por rodadura S-5 dirigiéndose hacia su puesto de estacionamiento en Rampa 1. Como consecuencia de la baja visibilidad, la aeronave impacta lateralmente con el vehículo del aeropuerto, produciéndose fuego en el avión y resultando dos de los ocupantes heridos de gravedad. El lateral del vehículo del aeropuerto queda aplastado, impidiendo la salida del conductor que está inconsciente. En la jardinera cunde el pánico, produciéndose desmayos y crisis de ansiedad entre los ocupantes.

En el simulacro, 4 personas resultan heridas de gravedad (dos ocupantes de la aeronave y los conductores de la jardinera y el vehículo), 12 pasajeros de la jardinera sufren heridas leves y 12 más resultan ilesos.
La torre de control, tras ser avisada por el Servicio de Pista y Plataforma, activa la alarma y se inician las actuaciones contempladas en el Plan de Emergencias. El Centro de Coordinación Operativa del Aeropuerto (CECOPS) realiza las llamadas al Centro del Teléfono de Emergencias 112 y al Centro de Coordinación Operativa de Cataluña (CECAT) de la DGPC y se constituye en la zona del accidente el Puesto de Mando Avanzado (PMA), dirigido por el Ejecutivo de Servicio del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que integra representantes de los medios operativos de Aena y de los Servicios de Emergencia externos. Así, se da paso a la actuación de los diferentes colectivos participantes y se ponen en marcha todas las medidas oportunas para afrontar una situación de estas características. Posteriormente, el Puesto de Mando Avanzado (PMA), que incluye al Ejecutivo de Servicio, SSEI, Sanidad del aeropuerto, Guardia Civil, Policía Nacional y diversos representantes de la logística del aeropuerto, se integra en el Centro de Mando Avanzado (CCA), formado por Bombers de la Generalitat, Direcció General de Protecció Civil, Mossos d’Esquadra y SEM.
También se constituye la sala de crisis, dirigida por el Director del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, y el Puesto de Mando Principal (PMP), con el Coordinador del Centro de Coordinación de Operaciones (CECOPS) a la cabeza. En la sala de crisis están representados los responsables y directivos de los distintos departamentos de Aena, de la compañía aérea accidentada, Guardia Civil, Policía Nacional y Protección Civil del Estado. Asimismo se incorporan representantes de organismos externos del aeropuerto: la Delegada del Gobierno en Cataluña, Montserrat García Llovera; Mossos d’Esquadra; Guardia Civil; Policía Nacional; Navegacion Aerea y Sector Aéreo. En total han participado cerca de 150 personas en el simulacro.
A nivel operativo, los primeros en intervenir son el Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios del aeropuerto (SSEI) que se dirigen al lugar del accidente para apagar el fuego y atender a los heridos. Al mismo tiempo, la Asistencia Sanitaria del aeropuerto establece una zona segura para hacer la estabilización de heridos a la vez que van llegando los efectivos de los parques de bomberos de la Generalitat más cercanos y las primeras ambulancias del SEM. Los efectivos del SSEI junto con Bombers de la Generalitat llevan a cabo la excarcelación del vehículo que ha quedado bloqueado por el choque con la aeronave para rescatar al conductor atrapado en su interior.
Por otro lado, las fuerzas y cuerpos de seguridad participan conjuntamente en garantizar la seguridad de las víctimas en el lugar del accidente, en el control de las salas de familiares y heridos y de las vías de acceso, evitando que personas ajenas a la emergencia entren en la zona y dando paso a los equipos de emergencias a requerimiento de los mandos para evitar colapsos.
Durante el ejercicio también se han habilitado dependencias con equipos de psicólogos del SEM para acoger y atender a los ilesos y a los familiares de las víctimas.
Tal y como estaba previsto el ejercicio de coordinación de emergencias no ha afectado a la operatividad diaria del Aeropuerto de Barcelona-El Prat.
PARTICIPANTES Y RECURSOS

Los grupos que han participado en el simulacro han sido:
Grupo de intervención. Formado por:
Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI) del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, con 3 dotaciones terrestres, 2 vehículos de mando y 9 efectivos
Bombers de la Generalitat, con 3 dotaciones terrestres de la Región de Emergencias Metropolitana Sur, 1 vehículo de mando y unos 15 efectivos
Grupo sanitario. Formado por:
Equipo médico Aeropuerto de Barcelona-El Prat (T2)
Servei d’Emergències Mèdiques (SEM), con 6 unidades, 2 vehículos de mando y 15 efectivos
Grupo de orden. Formado por:
Mossos d’Esquadra, con 8 patrullas y más de 20 efectivos
Policía Nacional, con patrullas distribuidas en la sala de familiares, de ilesos y en el lugar accidente
Guardia Civil, con patrullas distribuidas en la sala de familiares, de ilesos y en el lugar accidente
Policía Local del Prat de Llobregat, con 2 patrullas y 4 agentes
Seguridad Aeroportuaria
Share on Google Plus