El secretario de Estado de Transportes presenta la tercera fase del proyecto Centro de Carga Aérea el Aeropuerto de Barcelona

El secretario de Estado de Transportes, Isaías Táboas, acompañado por el Presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, y el Director General de Clasa, José Jorge del Castillo, presentaron ayer la tercera fase de ampliación del Centro de Carga Aérea del Aeropuerto de Barcelona.
El favorable comportamiento de la carga aérea a nivel mundial, junto con el crecimiento del Centro de Carga Aérea, su ubicación en una gran plataforma logística multimodal y con instalaciones para el intercambio modal con el transporte terrestre y marítimo, conforman el marco perfecto para potenciar la actividad logística del transporte aéreo en Barcelona.
La urbanización de esta nueva área de 104.000m2 ha supuesto una inversión de 11,2 millones de euros por parte de Aena y facilitará la instalación de empresas para el desarrollo de actividades logísticas, ampliando el centro de carga del aeropuerto hasta un total de 471.000 metros cuadrados. En concreto, se trata de una superficie aproximada de 29.000m2 en primera línea del aeropuerto y de 75.000m2 en la segunda.

Esta nueva fase ha sido concesionada por Aena a Clasa para su comercialización y ya se han formalizado contratos para la instalación de dos operadores. La empresa de handling Flightcare contará con un nuevo terminal de 7.332m2 edificados sobre una parcela de 14.700m2. Esta nueva terminal será construida por Clasa con una inversión de 5 millones de euros y cedida a Flightcare en régimen de alquiler.
Por otro lado, el operador logístico Transportes AZKAR, también se instalará en la nueva zona del Centro de Carga con 16.022m2 edificados sobre una parcela de 26.448m2.

Con estas incorporaciones, ya son 120 las empresas instaladas en el Centro de Carga Aérea de Barcelona que inició su actividad en 1998 y en el que Aena, a través de Clasa, ha invertido 46,5 millones de euros.
Entre las líneas de actividad de Clasa destacan la promoción, construcción, gestión, explotación y conservación del centro de carga, la promoción del desarrollo de la actividad o la prestación de servicios de consultoría especializada en carga aérea, entre otros. Las principales ventajas que tiene son que en él se ubican, integrados en el mismo recinto, todos los agentes y operadores implicados en la cadena logística del transporte aéreo y que cuenta con servicio de aduanas y un puesto de inspección fronteriza para todo tipo de productos.

Cabe destacar la positiva evolución que tuvieron los tráficos de mercancías en 2010, cerrando el ejercicio con un total de 652.146 toneladas transportadas en el conjunto de los aeropuertos españoles, lo que supone un incremento del 15,5% sobre el tráfico del año anterior. Por su parte, el Aeropuerto de Barcelona registró un crecimiento superior a la media, el 16,1%, con un total de 104.280 toneladas. En los dos primeros meses de este año se constata la fortaleza del sector, con un crecimiento del 7,7%, en el conjunto de la red, y del 1,2% en Barcelona.

Fuente: aerotendencias
Share on Google Plus